Ashtanga yoga es una forma de Hatha yoga dinámica y enérgica enseñado por Sri K. Pattabhi Jois y su nieto Sharath en el Ashtanga Yoga Research Institute de Mysore, India, y alrededor del mundo. Este sistema se centra en las asanas (posturas) y el pranayama (control de la respiración). Cada postura está meticulasamente diseñada con un número determinado de movimientos y respiración sincronizados que encadenan una postura con la otra (binzaza). Esa secuencia de posturas crea un flujo continuo de energía que da calor al cuerpo, llevando oxigeno a la sangre, nutriendo glándulas y órganos internos, limpiando y purificando el sistema nervioso, eliminando toxinas a través del sudor, creando un cuerpo más ligero y fuerte y una mente más clara. El yoga ashtanga, practicado en su correcto orden secuencial, conduce gradualmente a la persona que lo practica al redescubrimiento de su completo potencial en todos los niveles de la consciencia humana (físico, psíquico y espiritual). A través de la práctica de la correcta forma de respirar (Ujjayi Pranayama), las posturas (asanas) y la contemplación (dristi), aumentos el control de los sentidos y una profunda conciencia de nosotros mismos. Practicando esta disciplina con regularidad y devoción, se adquiere la estabilidad del cuerpo y el alma.

Curro Arroyo empezó a practicar Ashtanga yoga en Madrid de la mano de Borja Romero y Natalia Pisano. Un año más tarde se traslado a El Palmar (Cádiz) atraído por la magia de esta parte del mundo y buscando ser más dueño de su vida. Desde aquí viajó a Mysore (India) para formarse con Sri K. Pattabhi Jois (1915-2009) y Sharath Rangaswamy. Allí tuvo la oportunidad de conocer y aprender también de N.B.S. Iyengar y Bharath Kumar Shetty Handakunda. Ese mismo año viajó hasta Kadermo (Finlandia) para pasar unos meses practicando y ampliando conocimientos con Stefan Strom. También se siente afortunado de haber podido asistir a un taller de Ashtanga Yoga y conocer a David Swenson en Milan (Italia). Ahora se dedica a transmitir todo lo que ha aprendido de estos maestros y de su propia práctica y su intención es seguir aprendiendo para hacer de Ashtanga yoga su forma de vida.

Curro da clases todas los días de la semana en distinctos sitios en la zona (incluyendo Roche). Tmabién puede dar clases en grupo en cualquier de nuestras casas. (Curro Arroyo: 665 588 801).